El sistema de impresión Offset

El sistema de impresión offset es un tipo de impresión dentro de los que muchos existen, en el que tratamos de reproducir una imagen en un soporte físico, y encontraremos ventajas e inconvenientes en su realización. El tipo de impresión offset lleva un proceso en el que la imagen es transferida de la plancha a un caucho, y posteriormente del caucho al papel, teniendo una gran ventaja este caucho, puesto que es capaz de estampar la tinta sobre cualquier formato de papel ya sea liso o con textura irregular dando una buena calidad. La plancha es un soporte de aleación metálica que es tratada en la parte superior una película fotosensible a la luz y son de tipo monocromáticas.

Para poder realizar una impresión a todo color, es necesario utilizar como mínimo cuatro planchas, que corresponden a los colores primarios de cada una de ellas, que son el cian, magenta, amarillo y negro. También podremos utilizar barnices y tintas especiales como el oro, plata, fluorescentes y otros. Estos colores son especiales porque no se puede conseguir a partir de los colores primarios. Cada plancha lleva la información del propio color y ángulo que compone la imagen y, está formada por una serie de puntos entre sí, que se denominan tramas.

La impresión de un color sobre otro, tiene como resultado final una impresión compuesta, a la que llamamos cuatricromía, en la que obtendremos la imagen que deseábamos imprimir sobre el papel. Durante la impresión juegan muchos elementos, y una vez coordinados hacen que el resultado de la imagen final sea de buena o mala calidad. Estos elementos que nombramos son aquellos como la propia tinta, rodillos de impresión, cilindros, mojadores, entintadores, cauchos, presión, ph del agua, aditivos para conductividad, calidad del papel, temperatura ambiental, etc…

Para controlar el color, en nuestros talleres utilizamos un sistema basado en densidades y colorimetría con un aparato llamado espectofotómetro. Dicho dispositivo nos dará valores o medidas para asegurarnos que estamos trabajando con la cantidad de tinta correcta. En caso de que los valores no sean los correctos, el espectofotómetro enviará dicha información hacia la máquina y ella misma corregirá la cantidad de tinta que necesita cada cuerpo de impresión, llevándolos al standard de impresión que utilizamos en nuestro flujo de trabajo consiguiendo la calidad adecuada. Todo ello debe estar perfectamente controlado en su medida, para que la impresión del trabajo sea de gran calidad.

Finalmente la ventaja de imprimir en este tipo de impresión es debido a que es la más económica siempre que sean para impresión de cantidades medianas y grandes. También es la más rápida, disponemos de maquinarias de gran volumen de impresión con velocidades de 14.000 impresos a la hora y a doble cara de una pasada, ofreciéndole a nuestros clientes un gran servicio de capacidad de entrega en pocos días sin incrementar el precio por fechas de entrega.